Estudios anteriores

Las conclusiones de un estudio anterior del Hospital Dr. Josep Trueta de Gerona indicaban que la apnea obstructiva del sueño se puede diagnosticar en la atención primaria y que un análisis automático facilita el diagnóstico de la apnea obstructiva, especialmente en los casos graves.
Hospital Universitari Dr Josep Trueta Girona

El proyecto nació en 2014 como respuesta a la inquietud del doctor Ramon Orriols, jefe del Departamento de Neumología del Hospital Universitari Dr. Josep Trueta de Gerona, y su equipo médico, que consideraban el infradiagnóstico de la apnea del sueño como “un problema médico de primerísima magnitud”. El equipo de neumatólogos empezó a trabajar con las áreas básicas de salud (ABS) bajo el paraguas de los dos hospitales para empezar a diagnosticar la apnea del sueño en la asistencia primaria.

Entre 2014 y 2016 se llevó a cabo una prueba piloto encabezada por el doctor Èric Rojas, neumatólogo de la Unidad del Sueño de los hospitales Trueta y Santa Caterina. Este proyecto partía de la idea de que el 80% de las personas en algún momento de su vida son atendidas en un centro de atención primaria. Además, los principales usuarios de estos recursos —pacientes con una alta prevalencia de diabetes, hipertensión arterial y obesidad— son los más propensos a sufrir apnea del sueño. Por todo ello, se consideró que los centros de atención primaria son el ámbito ideal para el diagnóstico de esta patología.

El estudio comparaba el diagnóstico automático de la apnea obstructiva del sueño obtenido mediante pulsioximetría nocturna domiciliaria y la poligrafía respiratoria domiciliaria, que posteriormente valoraban los correspondientes médicos de atención primaria con el diagnóstico manual de la poligrafía respiratoria y el procedimiento entero de poligrafía realizado por el neumólogo en el servicio hospitalario.

El estudio se centró en dos ABS que tienen el Trueta como hospital de referencia (Sarrià de Ter y Santa Clara) y dos ABS que tienen el Hospital de Santa Caterina como hospital de referencia (Sils y Salt). Se seleccionaron 599 pacientes aleatoriamente, de los que 97 finalmente participaron en el estudio. El 61% de los pacientes eran hombres, con una edad media de 57 años, con obesidad de grado I y en su mayoría exfumadores.

Resultados del estudio piloto

El estudio piloto demostró que el 98,8% de los resultados obtenidos automáticamente con la poligrafía coincidían con los obtenidos manualmente por los neumólogos, lo que demostraba que el diagnóstico de la apnea obstructiva del sueño era correcto. En cuanto a la gravedad, el médico de atención primaria acertó en el 95% de los casos al diagnosticar casos agudos.

Las conclusiones del estudio indicaban que la apnea obstructiva del sueño se puede diagnosticar en la atención primaria y que un análisis automático facilita el diagnóstico de la apnea obstructiva, especialmente en los casos graves. Estos resultados se presentaron en varios congresos nacionales e internacionales. En 2017 se presentó el proyecto “Diagnosis del síndrome de apnea obstructiva del sueño en centros de atención primaria del área de Gerona” (Obrador-Orriols) en la plataforma INNOBICS del Institut Català de la Salut (ICS), y el consejo asesor del ICS validó la fase piloto un año más tarde. La buena acogida del proyecto animó a los investigadores implicados a enviarlo a EIT Health.